Querida amiga

El mayor descubrimiento de mi generación es que un ser humano puede cambiar su vida cambiando su actitud mental _ William James

amigas2.jpg

Quería decirte, y decirme, que no tenemos que perder nunca la esperanza ni las ganas de seguir. Que nos quedan muchas cosas por descubrir y que estoy segura de que lo vamos a lograr. Que sintiendo que tengo alguien a mi lado que me entiende casi mejor que yo misma todo es algo más fácil. Que en mí siempre tendrás una amiga con la que poder contar y en la que poder apoyarte y una persona que te ayude a ver luz dentro de la nebulosa que es ahora tu cabeza. Alguien que pele en tus batallas igual que tu peleas por mí en las mías; porque yo también necesito tu ayuda, tu apoyo y tu comprensión.

Que entiendo tu rechazo, tu cansancio y tu frustración. Que entiendo que te falten las ganas y las fuerzas, que sientas que ya nada te ayuda y lo único que quieras es desconectar, olvidarte y descansar…Te entiendo porque yo también lo siento, yo también siento que no puedo más, que estoy agotada, pero son estos momentos donde más tenemos que estar dispuestas a abrir nuestra mente y no cerrarla con un candado irrompible.

Quería recordarte algo que yo me repito constantemente: nunca quites la vista de tu objetivo, aunque por el camino caigas mil veces, aunque haya momentos en el que incluso te cueste discernir cuál es el objetivo. Porque tu objetivo siempre será la libertad y vivir, con todo lo que la vida lleva implícito; y con libertad no me refiero a la libertad física, si no mental. Que nunca dejes de perseguir eso que te libere de ti misma y haga que vayas donde vayas y estés con quien estés, siempre seas tu propia esclava dentro de tu propia carcel mental.

Usa el cansancio y la hartura a tu favor, vuelve lo negativo en fuerza e impulso para continuar y terminar con todo esto.

Por eso te animo a que busques tus propias metas y objetivos y nunca dejes de recordártelos. Tenlas presentes para recobrar las fuerzas que pueden faltarte en algunas ocasiones. Tenemos el apoyo y la ayuda de mucha gente, pero…¿sabes que es lo que muchas veces olvidamos y verdaderamente nos falta? nuestra propia ayuda, nosotras también tenemos la capacidad de ayudarnos y esto te lo digo por experiencia, llevo años intentando buscar la llave a todos mis problemas, y la única pieza del puzzle que no encajaban eran mis pensamientos y como estos me hacían percibir y vivir el mundo de una manera errónea.

Pero si ni tan siquiera eres capaz de reconocer tus metas…cuenta conmigo para buscarlas.

Solo te pido una cosa…nunca dejes de caminar, y tampoco dejes que yo lo haga.

S

Anuncios

Un comentario sobre “Querida amiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s